sábado, 7 de septiembre de 2013

Alberto Cuentas Zavala

"Rebeldía, no significa trastornar, continuamente, el orden social. Rebeldía, es mantener la dignidad moral cuando quieren sumir al pueblo en la abyección y el servilismo, es honrar con valor, las cenizas de nuestros muertos tutelares, cuando esas cenizas nos enseñaron a levantar el honor del terruño.

¿Para qué me ha servido la "Monografía de Chucuito"?, escribiéndola, de claro en claro, entre el polvo de las bibliotecas, y muchas veces de hambre, he perdido hasta la vista. ¿Cuál es el reconocimiento y la gratitud? Portugal lo sabe".
José Alberto Cuentas Zavala [1] .
Alberto Cuentas Zavala, 1928. Foto de Manuel Jesus Glave (Asociacion Vargas Hermanos)
Cuando en 1967, José María Arguedas llegó a Puno para ser jurado del Concurso folklórico de la Virgen de la Candelaria, encontró en el jurado a Alberto Cuentas Zavala [2], que por entonces tenia 72 años y toda una vida de poeta, político e historiador.

Cuentas Zavala nació en Ilave (26 de julio de 1895  - 29 de marzo 1977),  fue hijo de la dama juleña Sabina Zavala Montero y de Mariano Vicente Cuentas Lazo. Vivió la mayor parte de su vida en Juli. 

Estudio en el colegio Somocurcio de Arequipa, en la Escuela de Ilave y en el Glorioso Colegio San Carlos de Puno. Sus estudios universitarios los hizo en la Facultad de Ciencias de San Agustin de Arequipa, San Fernando (medicina) y de Letras en San Marcos. En esta última fue delegado de Letras y secretario en la Federación de Estudiantes, formando parte del Comite por la Reforma Universitaria en San Marcos.

Más tarde se desempeñó como alcalde de Ilave y Diputado regional por Chucuito. Con Raúl Alejandro Gómez funda en Puno "El Rebelde" en 1916 por lo que deportan a Bolivia. Dirige el "Eco" de Puno. En Ilave y Juli propició la formación de entidades culturales y colaboró en publicaciones y de recitales poéticos en puno, Cuzco, Arequipa, Lima, La Paz.
 
Publicó numerosas obras de poesía: "Desde la cumbre" (1939), "Pututo" (1939), "Poemas del Ande" 1947,  “Ecce Homo”(1958), “Cantos Rodados” ( 1958 ), "Futuro" (1968) y “La Voz del Silencio” (1973). Entre sus narraciones, tenemos "Rumores del Titicaca" (1937), "Lo que dicen los Kellunchos" y la novela "La sombra de Anuanuni".
Como historiador, además de sus numerosos artículos, tenemos la importante “Monografía de Chucuito” (1928), "Mariano Vicente Cuentas" (1952), "Francisco Mostajo" (1958),  "Los Templos de Juli" (1959) y "Juli 400 años" (1968). Sus textos políticos destacan por su combatividad, "El Escudo de Manco" y "No pasarán: Alberto Cuentas Zavala  y el Apra" (1947) [3].

Fue distinguido por el Instituto Americano de Arte con la Kantuta de Oro, y declarado hijo predilecto por la Municipalidad de Puno.

En los siguientes enlaces pueden leerse poemas de Cuentas Zavala:

Poema de la vida futura a José Carlos Mariátegui
 
 
Notas
 
[1] En la apostilla a la leyenda "Llulli, el ave símbolo de la Paz", en "Puno, Tierra de Leyenda" (1952) de José Portugal Catacora.
 
[2] Otros puneños notables miembros de aquel jurado fueron el  doctor David Frisancho Pineda y Víctor Villar Chamorro. 

[3] A través de una carta del 11 de febrero de 1928, Cuentas Zavala tomó contacto con  J.C. Mariátegui informándole de su labor intelectual y de la próxima publicación de su "Monografía de Chucuito"; sin embargo no llegó a publicar artículos en Amauta, quizás por la sorprendente advertencia que recibió  Mariátegui de Emilio Vásquez, quien en una misiva del 15 de octubre del mismo año, señalaba que  Cuentas Zavala era indigenista en la ciudad de Puno y gamonal en Juli. La trayectoria de Cuentas Zavala hasta el final de sus días, hacen inexplicable el conflicto entre ambos notables puneños. Ver "Correspondencia de Mariátegui".
  
Fuentes:

Edna Collo. "Alberto Cuentas Zavala". En "Índice informativo de la novela hispanoamericana. Puerto Rico 2012".

José Portugal Catacora. En el "El Cuento Puneño" 1951.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario